¿Es la reparación para usted?

frustrado-02

Son muchos los que por variadas razones y circunstancias ven en la reparación una posibilidad prometedora de emprendimiento, trabajo y sustento. Sin embargo como en todo, la reparación o el arte de reparar y sobre todo aparatos electrónicos, no es para todo el mundo.

Tal vez pienses que estoy equivocado porque mucho cuenta la actitud; pero precisamente es lo que todos no tienen; y lo mismo que sucede con la aptitud.

Recordemos que es Actitud y que es Aptitud.

Actitud: La actitud es el comportamiento o estado de ánimo que emplea un individuo para hacer los labores.

Aptitud: Capacidad de una persona o una cosa para realizar adecuadamente cierta actividad, función o servicio.

Un conocido en mi ciudad quiso ser técnico reparador de televisores, pero pronto se desanimó, porque todos los TV que recibía, se los llevaban dañados… ¿tenía actitud de reparador?

A otro, su TV no le volvió a dar encendido después de una tormenta eléctrica. Se animó a destaparlo y le encontró el fusible fundido. Se lo repuso y el TV le funciono. Feliz con el resultado, puso un aviso: “Se repara televisores de todas las marcas”.

Los vecinos le llevaron varios TV, pero como todos tenían el fusible bueno, no pudo reparar uno solo. Los devolvio y retiro el aviso. ¿Qué aptitud tenía?

¿Comprende ahora porque es tan importante ambas cualidades?

¿Las tiene usted?

Si respuesta es afirmativa para las dos cualidades mencionadas, lo felicitamos y animamos a continuar a este fascinante y lucrativo oficio y servicio para su comunidad! 


Ir a la página anterior